Skip to content

La democracia es una lucha diaria. ¿Cómo luchamos?¿Qué armas tenemos?

agosto 27, 2011

En 1.929, T.E. Lawrence (aka Lawrence de Arabia), escribió, para la decimocuarta edición de la Enciclopedia Británica, la definición de “guerrilla”.

En 2.004, la editorial Acuarela Libros publicó ese texto, acompañado de un estudio complementario a cargo de uno de los miembros del colectivo italiano de escritores Wu Ming.

En un excelente reciente artículo, Amador Fernández-Savater, interpreta el texto, a la luz de la reconquista ciudadana de la Puerta del Sol tomada por la policía durante los días 2, 3, 4 y 5 de Agosto (la “no-batalla” de Sol)

Lawrence expone los fundamentos teóricos de la guerrilla árabe contra el dominio turco que él mismo dirigió entre 1916 y 1918; a través de su experiencia práctica, conociendo los resultados, los errores y los aciertos, definió una teoría original sobre la guerrilla. Con algunos rasgos similares a la de otros teórico-prácticos (El Che, Lenin, Mao Tse Tung) pero con una definitiva diferencia: las guerrillas llevadas a cabo por estos otros persiguieron, y consiguieron, evolucionar hasta constituirse en un ejército regular para enfrentarse al enemigo y derrotarlo en una guerra “clásica”. La guerrilla de Lawrence no…

Karl Marx, en su artículo para el New York Daily Tribune de 30 de Octubre de 1.854, sobre la España Revolucionaria, hablando de las guerrillas españolas contra la invasión francesa, define algunos rasgos comunes de lo que él llama los periodos uno y dos de la historia de la guerra de guerrillas (el tercer periodo es la conversión de los grupos guerrilleros en ejércitos regulares ):

“En cuanto se completaba la empresa, cada cuál seguía su camino, y la gente de armas se dispersaba en todas direcciones, menos los campesinos agregados a las partidas que volvían tranquilamente a sus ocupaciones habituales sin que nadie hiciera ningún caso de su ausencia. De este modo resultaban cortadas las comunicaciones en todos los caminos. No se podía mandar un mensajero sin que fuera capturado, ni enviar provisiones que no fueran interceptadas” “No eran los combates ni las escaramuzas lo que agotaba a las tropas, sino las incesantes molestias de un enemigo invisible”

El texto de Wu Ming- Lawrence insiste sobre dos puntos esenciales de estos dos periodos:

Uno: la independencia, con todas sus consecuencias, de las combatientes:

“Cada combatiente puede volver a casa cuando quiera, no tienen ningún vínculo respecto a un mando superior.”

“Cada voluntario está obligado a rendirse cuentas a sí mismo, no puede delegar en nadie la responsabilidad ni el resultado de las propias acciones”.

“Todos participan en el mismo impulso, cada uno con sus medios, cada uno en su propio ámbito de acción, donde pueda dar lo mejor de si”.

“Cada combatiente es un centro de comunicaciones.”

Y dos: el “desplazamiento geométrico”:

Atacar donde no está el enemigo, a sus líneas de comunicación y abastecimiento. No identificar sus puntos estrátegicos y/o débiles, sino cambiar los mapas, los puntos de vista y convertir en débiles y estratégicos los puntos más accesibles, los más cercanos al ataque.

“Desplazar la acción a otra parte, insistir en otros puntos, irse a otro sitio y dejar al enemigo que defienda atrincherado un lugar que se ha vuelto inservible”.

Llevar hasta el final esta estrategia (como se hizo en la reconquista de La Puerta del Sol los días 3 y 4 de Agosto), hace innecesario e ineficaz el tercer periodo (constitución de un ejército regular), ya que la victoria no será mediante enfrentamientos directos:

Un 2% de la población se levanta en armas. El 98% practica la resistencia pasiva, la presión psicológica.

“Cuando has convencido a la mayor parte de los habitantes de un territorio de que tus razones son justas, ya has vencido”

Combate para convencer, no para vencer.

Eso es el pasado reciente y distante. ¿Podemos aplicar esta “nueva guerrilla” a la lucha diaria por la democracia?¿Podemos “desplazar la geometría” de los territorios ocupados por el enemigo (contratos en la basura, constituciones “apañadas”, salarios congelados, democracia secuestrada, hogares desahuciados, noticias falseadas…)?

Quizá haya que empezar por los dos primeros periodos de la guerrilla clásica; recordemos:

“Cada voluntario está obligado a rendirse cuentas a sí mismo, no puede delegar en nadie la responsabilidad ni el resultado de las propias acciones”.

“Todos participan en el mismo impulso, cada uno con sus medios, cada uno en su propio ámbito de acción, donde pueda dar lo mejor de si”.

“Cada combatiente es un centro de comunicaciones.”

Sí, aquí si hay campo por el que caminar… podemos comunicar y compartir por muchos medios; podemos mirar alrededor y hacia dentro y ver qué impulsos nos mueven, qué medios tenemos y en qué ámbitos nos movemos; podemos unirnos a otrxs guerrillerxs a los que impulsan los mismos temores y esperanzas…

Asamblea Infantil de la Asamblea Popular Malasaña (15-M)

Anuncios
One Comment

Trackbacks & Pingbacks

  1. #14N Catalizador de la Revolución Ciudadana Permanente « theneoworker

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: