Skip to content

Semana Santa a Diestra y Siniestra

marzo 19, 2013

La Semana Falsa.

Desde hace muchos años, la Semana Santa viene siendo utilizada por la propaganda eclesiástica como herramienta de reafirmación de su poder social: “las multitudes son mías”, quieren decirnos ocupando la calle y las ondas con eventos más folcloristas que religiosos la mayoría de las veces:

Correr La Vega

El Padre Putas

Las Caras de Calzada

La Semana Santa oficial (la personal cada cuál sabrá) está basada en una estafa montada sobre otra estafa:

La primera es que los acontecimientos históricos que quieren representar son un montaje (más acá de la creencia en la resurreción):

jesucristoJesús no fue a Jerusalén a inmolarse: era un revolucionario que quería provocar la revuelta del pueblo judío y expulsar a los romanos y a la clase dirigente que les ayudaba en su represión. Que aprovechara la Pascua, que conmemora el fin de la esclavitud del pueblo judío en Egipto, no fue casual: creía que la multitud de compatriotas, que celebraban y rememoraban esa sagrada fiesta, le ayudarían y protegerían, no que permitirían que le capturaran y asesinaran.

Jesús no quiso que tras su muerte se constituyera organización alguna, y menos que su vida y muerte se utilizasen para crear una religión distinta de la judía (sobre la abismal distancia entre la religión católica y Jesús hay mucha y buena información).

La segunda estafa es que la Semana Santa oficial no representa “el fervor popular”, sino que es justo lo contrario: es una herramienta mediática para grabar en las mentes de los católicos ideas que les hagan creer que deben seguir siendo gobernados por “los enviados de Dios”:

Sentimiento de culpa: somos triplemente culpables de la muerte de un semidiós: por el pecado original que obligó a Dios a sacrificar a su hijo, por haberle crucificado y por no haberlo impedido.

Miedo a la muerte: Cristo resucitó y, si y sólo si, eres un buen católico, te resucitará también a ti.

La comunión Iglesia-Estado-Ejército que vemos en cada procesión es una situación deseable: los gobernantes y militares tienen que respetar y obedecer el paso que les marque el enviado del enviado de Dios en la tierra.

Quien no sigue a esos tres poderes, legitimados por Cristo y su Iglesia, está fuera de la comunidad; no resucitará y seguirá siendo culpable de la tortura y la muerte de ese superhombre todopoderoso que vino a salvarnos por amor…

182-DEC 70-PROCESION CORPUS
Está bien no tener fe ciega; busca información para tener tu propia opinión sobre estos importantes asuntos. Yo la he encontrado en:

La Red:
http://www2.uah.es/catolicismoysecularizacion/index.php
http://www.redescristianas.net
http://elpais.com/autor/hilari_raguer/a/
http://blogs.periodistadigital.com/hilari-raguer.php

Libros fácilmente encontrables en bibliotecas y librerías:

El poder de la Iglesia en la España contemporánea, Ángel Luis López Villaverde.
Los católicos en la España franquista, Guy Hermet.
Historia de la Iglesia Católica, Paul Johnson.
El auténtico evangelio de Jesús, Geza Vermes.
Mentiras fundamentales de la Iglesia Católica, Pepe Rodríguez. 

(Las cinco obras citadas tienen, a su vez, interesantes y recomendables fuentes bibliográficas).

Semana(s) Santa(s) Laica(s)

Desde hace unos pocos años colectivos laicos y anticlericales (que no es lo mismo aunque radicales partes interesadas quieran hacérnoslo creer) quieren disputarle a la Iglesia esa ocupación callejera y mediática.
http://www.ateosdemadrid.com/mostraractividades.asp?id=145

http://ateos.org/?p=968

http://www.publico.es/espana/372283/marinaleda-cambia-la-pasion-por-la-fiesta-civil

http://www.redescristianas.net/2011/04/20/otra-semana-santa-es-posible-y-necesariafrancisco-aranda-otero/

http://www.abcdesevilla.es/sevilla/20130122/sevi-usan-macarena-porque-atreven-201301221339.html

http://gozarte.wordpress.com/2012/02/29/semana-santa-insolita-el-entierro-de-genarin/

Clericales y anticlericales, izquierdas y derechas; y viceversa.

España ha sufrido pendularmente, dependiendo de quién tenga el hisopo por el mango, olas de violencia (en sus múltiples sangrantes y sangrientas formas) anticlerical y clerical; es innegable; y unas y otras trincheras seguirán, eternamente, tirándose a la cara muertes y heridas…

traca2
Y es igual de evidente, para quien quiera ver, que no existe, ni ha existido una equivalencia ideológica “clericalismo<=>derecha” y “anticlericalismo<=>izquierda”; los radicales (entre los que se incluyen muchos dirigentes e ideólogos de partidos políticos) interesados en que nos demos de hostias en su nombre, nos venden esa frontera; como nos venden otras geográficas o etnográficas…

Ejemplos simbólicos de que clericalismo e “izquierdas” a veces se dan la mano, son como iglesias y monasterios fueran refugio de estudiantes y artistas rojos (la Capuchinada en el convento de capuchinos de Sarrià) y de sindicalistas peligrosos (los condenados del proceso 1001 fueron detenidos en el Convento de los Oblatos de Pozuelo, Madrid y uno de los condenados era sacerdote) o que el icónico 5º Regimiento del Ejército Republicano de Madrid naciera en el patio del colegio de los salesianos de Estrecho y protegieran a los hermanos que no huyeron, y a su templo, durante toda la Guerra Civil…

Y ejemplo sonoro de enfrentamientos “derecha” y clero es el grito que se hizo famoso en el entierro de Carrero Blanco “Taráncon al paredón” (enlace para recordarlo y, de paso, recordar al recién fallecido Pepe Sancho)

el-primate-que-queria-volar-9788467002874¿Por qué nos encanalla y enfrenta lo que debería acercarnos y hacernos mejores?¿Por qué la religión y la política (¿o deberíamos decir las iglesias y los partidos políticos?) se ocupan tan poco de lo Espiritual y del Bien Común?¿Por qué se han pervertido y alejado de lo que fueron en su casi enterrado origen?¿Qué “chip” hemos de reconfigurar para que podamos crecer y disfrutar, construir y festejar en lugar de herir(nos) y destruir(nos)?…

¿Es cultura e historia?¿Es bioquímica y genética?¿Ocurre en todas las sociedades y ocurrió en todos los tiempos?¿Es útil responder (preguntárnoslo sí lo es) esos porqués?

“los humanos somos una especie solidaria, colaboradora, capaz de empatizar con los demás, el conflicto de ser cooperativos y la individualidad asociada a la creatividad creo que se solventa mediante la comunicación que supone el arte”

Ni izquierdas ni derechas: diestras y siniestras.

El enfrentamiento no es de “izquierdas “ y “derechas”, es de quien detenta y quiere mantener el poder y de quien quiere que deje de tenerlo: el poder de gobernar lo público (a qué se dedican los impuestos) y lo privado (qué actos son buenos o malos).

No es nuevo, ha habido otras épocas “bisagra” para España, en las que la búsqueda de apoyo popular para conseguir cambios (e impedirlos) por parte de agentes revolucionarios (y contrarrevolucionarios), se ha manifestado en la disputa del espacio y el tiempo públicos de las manifestaciones religiosas y/o asimiladas; por poner dos ejemplos, llamativos por sus protagonistas (carlistas, falangistas, fuerzas armadas), los incidentes del 16 de agosto de 1942 en el santuario de la Virgen de Begoña en Bilbao y en Montejurra, 9 de mayo de 1976, en el Vía Crucis del Monasterio de Iratxe.

Además de la importancia movilizadora/alienante del espacio/tiempo público (calles y actos populares), está la importancia de los símbolos:

4simbolosbigLos símbolos son capaces de producir legitimidad y prestigio. El poder de los símbolos,“invisible, que sólo puede ejercerse con la complicidad de los que no quieren saber que lo sufren”, con unos “tintes casi mágicos que permiten obtener el equivalente de lo que se ejerce por la fuerza”.“El grupo o la clase que domina los símbolos de una colectividad es capaz de estructurar los intereses y comportamientos. De manera que cualquier revolución política pasa antes por una revolución simbólica.(Ángel Luis López Villaverde en “El poder de la Iglesia en la España contemporánea”)

La Conferencia Episcopal se ha erigido, callando otras, en la voz única del catolicismo español, politizando y polarizando sus mensajes y su actos. Ellos representan cada vez menos el sentir de la ciudadanía, y sin embargo quieren seguir dirigiéndonos. Nunca la calle y los hogares han sido suyos, pero hoy lo son menos que nunca y, menos que nunca debemos permanecer pasivos antes sus intentos de ocupación…

El mundo está como está, por culpa de las certezas (Jorge Drexler); Tengo la fe pero tengo mis dudas y espero no dejarlas de tener (Quique González)

20100401elpepivin_3¿Tiene sentido hoy disputarle a los poderes eclesiásticos, financieros, militares y políticos (todos se confunden en la parafernalia de la Semana Santa) el tiempo y el espacio mediante “contraprocesiones”?

Hoy hay más reuniones populares posibles; y cuando no las hay nos las inventamos. Hoy los medios de comunicación primarios siguen siendo la voz única de sus amos… pero tenemos otros igual de potentes si queremos… podemos construir nuestros tiempos y nuestros espacios, impregnar los suyos y transformarlos en vez de pelear por invadirlos… cuanto más extremo es un extremo más justifica y refuerza al otro extremo en su extremismo.

Si dedicar las fiestas religiosas a actividades de ocio que nada tengan que ver con la religión, no te parece suficientemente revolucionario, tendrían más sentido otro tipo de actos, que desmontaran las estafas de la Semana Santa (de las que hablábamos más arriba) y la estafa del artificial enfrentamiento “clericalismo=conservadurismo” vs “anticlericalismo=progresismo”? (del que hablamos también…)

¿Qué actos individuales, familiares, comunitarios podemos llevar a cabo para desvelar(nos) esas dañinas ideas-debilidad?¿No sería la mejor manera de discutirle a Iglesia y compañía su protagonismo público y privado?

CINE_Layer-2

Anuncios

From → Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: